martes, 7 de enero de 2014

Tito, no soy gotica sino monster high

Jugar con las monster high Draculaura de monster high Tengo una sobrina un tanto peculiar, a la que ahora le ha dado por vestir en lo que desde siempre se ha llamado estilo gótico y que tan bien sienta a algunas mujeres aunque no a todas.

Un ejemplo en su indumentaria bien podría ser como viste Abby Sciuto, la forense de una serie de televisión que se llama NAVY o NCIS, y que trata sobre el servicio de investigación criminal de la marina de los Estados Unidos de América del Norte. Forense que por cierto, duerme en un ataud fabricado en el siglo pasado. Hablando con mi sobrina de sus góticos gustos y temiéndome pidiera un ataud por reyes, me corrigió diciendo que ella es una monster high.

Y ahí me pilló. ¿Y que son las monster high? le pregunté, a lo que ella respondió con un interesante y no menos largo monólogo sobre las monster high, sus progenitores y su vida. Resulta que hay una colección de muñecas, películas, libros y juegos sobre las monster high, y mi sobrina está muy concienciada con la no discriminación por ser monstruos, pero viven ahora entre los humanos, habiendo sido ambas especies enemigas durante siglos. Incluso me puso con los Juegos Monster High, que reconozco a mi pesar, son muy adictivos. Tras el vapuleo que me pegó mi sobrina, consulté como de costumbre la wikipedia, que confirmó a pie juntillas toda la charla.  

Draculaura es su favorita, y el resto de la familia como se ha dado cuenta que he comenzado a hablar su mismo idioma o cuanto menos entiendo lo que ella dice, me ha comisionado como comprador colectivo de juegos y regalos de monster high. Un marrón como cualquier otro, pero ¡cualquiera dice que no a la familia!

No hay comentarios:

Publicar un comentario