sábado, 16 de junio de 2018

Jugar es la mejor forma de relajarse

Las mejores páginas de juegos 3D online El coche de mis sueños, con el que me encantaría poder jugar online. Con esta ya es la tercera vez que voy a Madrid y mi cliente –muy importante, por lo que se ve- me deja plantado. Esto es indignante y estoy muy pero que muy enfadado. Y no sé por qué, pero cada vez que estoy así y me siento nervioso, necesito correr.

Así que hace un rato me fui a hacer footing por la Castellana. Después de ducharme en mi hotel, seguía con más ganas de correr, pero estábamos a menos de dos grados centígrados en la capital y llovía a cubos en ese momento. Encendí el ordenador y lo primero que me vino a la mente fueron los juegos 3D on line, que tanto me gustan y que me resultan tan necesarios para relajarme. Si no fuera por ellos, seguro que pasaría horas en el psicólogo. Y mira, eso que me ahorro, la verdad. Fue mi mejor amigo el que me habló de ellos.

Al principio, creí que bromeaba y le dije que eso eran juegos para niños y que no me interesaban. Pero tanto insistió que al final entré en la web y disfruté muchísimo. Porque además de ser gratis, allí puedes encontrar juegos flash online de acción, aventuras, deportes, disparos y luchas, juegos de cartas, de vestir, de cocina y una infinidad de temáticas sorprendente.

Mi sección favorita es la de deportes. Y en especial los juegos de carreras gratis, porque como ya os digo, para mí la velocidad es un desahogo y me ayuda a liberarme del estrés, aunque sea a través de juegos. En la web de juegos 3D, puedes encontrar juegos de carreras de coches, motos, futbolistas y e incluso conejos. Adoro las motos desde pequeño, así que uno de mis favoritos es el Higway of Hell, donde te conviertes en un motero en plena competición, que ha de estar muy dispuesto a apretar a fondo el acelerador. Es el que he elegido para esta noche precisamente.

Pero hay otros muchos muy recomendables, como la divertida Carrera de Conejo, donde has de superar los distintos niveles en tu vehículo motorizado, e ir reuniendo huevos de pascua. Adoro su musiquilla relajante y los bonitos ojos azules del conejillo motero, cuyas largas orejas ondean al viento (de donde deduzco que más que conejo es una libre, pero bueno, esa es otra historia). Siempre que termino de jugar a Carrera de Conejo, eso sí, tengo unas ganas tremendas de comprarme un huevo de chocolate.

 Ah, y si un día estáis aburridos y además de carreras queréis ver algo bonito, tenéis que probar el juego “Carreras en la playa”. Merece la pena sólo por ver las chicas tan guapísimas que aparecen en él en biquini. A mí siempre me matan pronto en ese juego, porque claro, me distraigo contemplándolas y no veo los obstáculos a tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario