domingo, 20 de enero de 2019

Dormirse en el rastro

El rastro es a veces tan aburrido, que hasta los muñecos se quedan fritos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario